Convencer a tu pareja de suscribirse a HomeExchange puede ser una ardua tarea. Te acompañamos en este proceso importante.

Desde que descubriste el intercambio de casas estás deseando empezar a viajar barato disfrutando de todas las comodidades de una casa acogedora y adaptada a las necesidades de toda tu familia, conocer gente y descubrir nuevas regiones o países desde la mirada de un local. Así es, pero tu media naranja tiene algunas objeciones al respecto... No te preocupes, nosotros te ayudamos a disuadir sus argumentos para convencer a tu pareja de que pruebe el intercambio de casas.

Prueba HomeExchange

1) Ponle los dientes largos

Empieza por hacer unas fotos bonitas de tu casa y registrarte en HomeExchange. Una vez hecho esto tendrás acceso completo a las 400 000 casas situadas en 187 países. ¿Tu pareja siempre ha soñado con viajar a Andalucía? Gracias a los filtros de búsqueda, podrás enseñarle las casas que hay en esa zona, casas con piscina o jacuzzi... Quizás le cueste creerlo, por eso no dudes en insistirle tanto como sea necesario de que la suscripción es gratis.

2) Háblale de la autenticidad

¿Existe algo más frío e impersonal que una habitación de hotel? En principio no hay mucho más. Por el contrario, instalarse en una casa particular durante las vacaciones te permitirá sumergirte en una atmósfera de autenticidad. La decoración, el diseño y los objetos de la casa te dejarán recuerdos inolvidables de la región que visites.

¡Déjate inspirar!
"Nunca volveré a alquilar una casa sin antes intentar buscar un intercambio en HomeExchange. El intercambio de casas se adapta a toda la familia. Nuestro hijos pueden disfrutar de los juguetes de las casas de intercambio, nosotros conocemos gente y culturas diferentes “desde el interior” descubriendo lugares increíbles, alejados de las atracciones turísticas y en destinos a los que nunca nos habríamos imaginado que iríamos y que terminan siendo nuestros mejores recuerdos."
- Sophie, 98 intercambios

3) Hasta que encuentras el intercambio que quieres es gratis

Es cierto que este argumento no es suficiente para conseguir tu objetivo, pero es importante que le menciones que puedes registrarte en la web de manera gratuita hasta que encuentres el primer intercambio. Para registrarlo hay que realizar la suscripción anual.

¡Por cierto! Por si no lo sabías, el intercambio de casas con HomeExchange está abierto tanto a propietarios como a arrendatarios.

4) Nuestro Servicio de Asistencia a los miembros está aquí para ayudarte y acompañarte

"¿Y si los invitados rompen algo? ", te preguntará con preocupación, y con razón, tu pareja. No te preocupes, es la respuesta más fácil de esquivar. Recuérdale que este tipo de inconveniente podría ocurrir en cualquier otro tipo de alojamiento. Sin embargo, con nosotros puedes beneficiarte de nuestras garantías y nuestro Servicio de Asistencia está presente en cada paso del intercambio cuando lo necesites. Llegados a este punto, a tu pareja no le quedará más remedio que relajarse y quedarse tranquila. Si quieres dejarla sin salida, háblale de la verificación.

5) Sólo disfrutamos lo que compartimos

No dudes en recordarle a tu pareja que intercambiar tu casa en HomeExchange es una experiencia de compartir en el que todo el mundo gana. Si eres el/la invitado/a puedes viajar gratis a la casa de otra persona. Si eres el/la anfitrión/a te cuidarán la casa mientras no estés: te regarán las plantas, le darán de comer al gato y el riesgo de robo desaparecerá. Por último, puedes atacarle con un clásico, el refrán  "Lo bueno compartido sabe mejor". Imparable.

6) El intercambio de casas es una oportunidad para viajar localmente

Cada vez somos más los que nos cuestionamos nuestra manera de viajar y quizás también sea el caso de tu pareja. El intercambio de casas es una opción fabulosa para viajar de una manera más responsable. No es necesario viajar lejos para hacer realidad el intercambio de tus sueños, puedes disfrutar de vivir como un local en cualquier lugar del mundo. Además puedes disfrutar de nuestra guía de direcciones locales realizada por los miembros para descubrir los tesoros ocultos cercanos a tu casas de intercambio. Una buena idea para despertar la curiosidad de tu pareja...

7) Los niños te lo agradecerán

Cuando se viaja con niños se necesitan más habitaciones y camas, por eso irse de vacaciones puede convertirse en un gasto para pensarlo dos veces. Pero si viajas con HomeExchange los gastos de alojamiento desaparecen. ¿Vas a viajar con niños pequeños? Puedes viajar a la casa de una familia que también tenga pequeñines, quizás encontrarás un cambiador, juguetes, una cuna o cualquier otra cosa que necesites. Regálale a tus hijos unas vacaciones en una casa grande con jardín y conviértete en su héroe de por vida con sólo unos clics.

“Al ahorrar en los gastos de alojamiento nos podemos permitir viajar más veces al año y disfrutamos más de los buenos momentos en familia. Este año nos hemos ido de vacaciones 8 veces en vez de una”.
- Nathalie, Embajadora de HomeExchange
“El intercambio de casas ha revolucionado nuestras vacaciones, ya que no sólo nos permite disfrutar de unas vacaciones más largas y baratas, sino que también tienen una calidad hasta el momento mucho mayor. Alojarse en casa de otras personas y sumergirse en su estilo de vida, su ciudad o su país no se puede comparar con quedarse en un hotel impersonal o un Airbnb. Ya hemos viajado con toda la familia a Europa 3 veces, a Bali y hemos hecho 4 intercambios en San Diego (California) donde visitamos a nuestra familia alojándonos en nuestra propia casa. Nuestros hijos fueron a una escuela bilingüe francesa y los viajes a los pequeños pueblos de Francia fueron de vital importancia para el aprendizaje de la lengua.”
- Kelly, 16 intercambios

8) El último recurso para convencer a tu pareja: el método radical

Aunque es un poco más radical, también existe la posibilidad de planificar un intercambio sorpresa de fin de semana en pareja con HomeExchange. El éxito está garantizado. Si todos estos esfuerzos y argumentos no son suficientes para convencer a tu pareja, no te culpes por ello, te encuentras ante un caso de cabezonería. Y como dice el refrán: "A grandes males, grandes remedios", sólo te queda una última opción radical: el intercambio sorpresa. Crea una cuenta, verifícala y consigue los GuestPoints de bienvenida. Busca un intercambio como invitado/a en una casa de ensueño para un fin de semana. A tu pareja no lo quedará más remedio que rendirse ante semejante ingenio. Ya nos lo podemos imaginar reconociendo lo genial que eres y dándote la razón.

"Aconsejo convencer a la pareja de probar el intercambio de casas viajando sólo unos días cerca de casa para probar el intercambio sin estrés. En nuestro primer intercambio nos fuimos 4 días a 1h30 de casa".
- Marie-Anne, Embajadora de HomeExchange

¿Tu pareja no estaba convencida pero tus argumentos han conseguido convencer

Busca tu próximo intercambio