Cuando uno decide disfrutar unas buenas vacaciones primero surge la duda del destino y cuando ya se elige se empieza a plantear uno mismo o con los acompañantes cómo llenar el cuadrante de mañanas, tardes y noches con actividades.

Imagínate que has escogido la maravillosa ciudad de Madrid para pasar unos días libres. Seguro que te surgen las típicas dudas:

  • ¿Qué puedo hacer en una gran ciudad como Madrid?
  • ¿Qué monumentos puedo ver?
  • ¿Qué lugares merecen de verdad la pena?
  • ¿Hay alguna cosa poco turística que me vaya a sorprender y por tanto no debo perderme?

Iremos con ello, pero antes un breve apunte para situarnos: Madrid es la capital de España, siendo el municipio más grande del país ya que posee por sí sola aproximadamente unos 3.3 millones de habitantes y es famosa por poseer una gran cantidad de arte europeo, buena gastronomía y dos equipos de fútbol reconocidos mundialmente, Real Madrid y Atlético de Madrid, algo que atrae muchísimo turismo por sí solo.

Además, tiene varias ciudades relativamente cerca por si las vacaciones en las que estás pensando se pueden extender un par de días más. Hablamos de Segovia, Ávila, Toledo, Aranjuez o Guadalajara, que tienen mucho también que enseñarte.

¿Qué hacer en Madrid en vacaciones?

Lugares para visitar en Madrid

Volvemos a Madrid para recomendarte algunos de sus principales atractivos turísticos y paradas obligatorias:

que-hacer-en-madrid-puerta-del-sol-1408349_1280

La Puerta del Sol

A pesar de lo que indica su nombre, no se trata de una puerta sino de una plaza que lleva como nombre “Puerta del Sol”, la cual lo adquirió porque está adornada por un sol que nos indica la posición del sol naciente. En esta plaza se encuentran diversos edificios de gran antigüedad y relevancia cultural como “La Casa de Correos”, “El Reloj de Torre”, edificaciones creadas alrededor de 1796 y la estatua de “El Oso y el Madroño”, construida en 1967.

El Parque del Buen Retiro

Fue creado en 1680 y es el parque más grande de Madrid. Posee un tamaño aproximado de 1,4 kilómetros cuadrados y solía pertenecer a la monarquía, aunque finalmente fue convertido en un parque público. Cuenta con su propio lago, diversas esculturas y monumentos, además de museos de arte a lo largo de su recorrido, y un monasterio de estilo gótico. Cercano a su entrada norte, se encuentra un estanque artificial conocido como “El Estanque del Retiro” que alberga una escultura del rey Alfonso XII y es por este estanque por lo que el parque recibe su nombre.

Museo del Prado

Este es uno de los museos más importantes y completos del mundo. Creado en 1819, alberga una gran colección de arte europeo. El museo está dividido en secciones de pintura española, italiana, flamenca, francesa, alemana, holandesa, británica, filipina, sueca, danesa, estadounidense y portuguesa. Cabe aclarar que, entre todas estas colecciones, el artista al que más énfasis se le otorga es a Velázquez, puesto que la mayoría de obras expuestas le pertenecen, seguido de Bartolomé Esteban Murillo y Juan Fernández “el Labrador”. Definitivamente, es una colección de arte de primera categoría.

que-ver-en-madrid-museo-del-prado

Museo del Jamón

Después de la gran travesía que hemos hecho hasta este punto y con lo que queda, es normal que el cuerpo nos pida llenar el estómago. La gastronomía madrileña es muy amplia y el cocido quizá es el plato estrella junto con los bocadillos de calamares.

Pero si quisiéramos recomendar un lugar pensaríamos en El museo del jamón. Hay varios repartidos por Madrid y la peculiaridad de este bar-restaurante especializado en charcutería reside en que podremos degustar una selección de jamones que son de otro mundo, acompañado de deliciosos panes de diversos sabores que realzan y complementan el sabor de los ya de por sí exquisitos cortes de jamón, ya sea serrano o ibérico, siendo este último la mayor especialidad del lugar y su jamón más famoso.

Templo de Debod

Este templo data del siglo II y curiosamente no es de origen propiamente español. Fue un regalo del gobierno egipcio ya que se encontraban bajo riesgo de quedar inundados tras la construcción de la represa de Asuán. Debido al exótico origen de este templo, se realizan funciones abiertas al público donde explican y enseñan a los presentes sobre su historia, arquitectura y el significado teológico, cultural y artístico del templo.

que-ver-en-madrid-templo-de-debod

Palacio Real de Madrid

A pesar de su nombre, esta no es la residencia actual de los reyes de España. Este palacio se utiliza principalmente para eventos ceremoniales, lo que tiene sentido cuando te percatas de su majestuosidad y gran contenido de arte que contiene, pues aquí se encuentran parte de las colecciones artísticas de pintura, escultura, arquitectura, tapicería y música más importantes del país, como es el caso de los “Stradivarius Palatinos”. En general, el valor artístico del palacio se encuentra en su autenticidad, puesto a que tanto el mobiliario, como las decoraciones datan de la fecha de construcción del mismo. Es decir, son piezas que fueron creadas alrededor de 1764.

que-ver-en-madrid

Y junto al Palacio Real, también puedes visitar la Catedral de la Almudena o el palacio de la Opera acabando en el barrio de la Latina para tomar unas cañas con las famosas tapas variadas con las que recuperar energía.

Y es que Madrid tiene mucho que ofrecer al visitante, ya que como toda ciudad con gran bagaje histórico, contienes centenares de lugares mágicos que te dejarán una huella imborrable en tu memoria.

Aprovecha bien tus vacaciones en Madrid de una forma barata

Ya en este punto de nuestra excursión hemos conocido muchísimos lugares para visitar en Madrid y respondido las preguntas formuladas al inicio. Sin embargo, aún hay una pregunta que sigue sin respuesta y es dónde alojarse. ¿Cómo puedo encontrar un alojamiento barato en Madrid para disfrutar mis vacaciones?

Afortunadamente también tenemos la respuesta a esa pregunta. Muy frecuentemente la gente al querer irse de vacaciones se pregunta el precio de un hotel y los precios pueden ser muy elevados en relación a la zona elegida. Y si se trata de un grupo grande puede ser aún más costoso. Sin embargo, la solución a este problema es el sistema de home exchange” o intercambio de casas. Se trata de una modalidad utilizada ya por miles de personas, gran parte de ellas ubicadas en Madrid, que aporta unas ventajas que un hotel jamás podría ofrecer.

Primero porque es mucho más económico puesto que no se debe pagar por día de estancia. Segundo porque te permite encontrar una vivienda que cubra tus necesidades de espacio y ubicación. Y tercero… es increíblemente fácil y rápido encontrar en internet a personas que realicen este tipo de modelo vacacional. Para ello deberás ir a tu buscador preferido y en lugar de buscar algo como “Alojamiento Madrid”, sencillamente busca algo como “Intercambio de casas Madrid” y al hacer click encontrarás infinidad de ofertas.

Una vez que consigas tu casa ideal, no tendrás que lidiar con las limitaciones y reglamentos que hay en otras opciones. Esto suele ocurrir muy comúnmente con las piscinas o canchas deportivas ya que los hoteles siempre poseen horarios estrictos para su utilización. Sin embargo, en el caso del intercambio de casas, la única persona que puede restringir el acceso es el dueño del inmueble lo que significa que tienes muchas más libertades a la hora de disfrutar el espacio a tu manera. Sin preocuparte, ya que esa es la finalidad de las vacaciones. Y por ultimo la gran ventaja: ese dinero ahorrado en el alojamiento lo puedes invertir en algún capricho en Madrid. Algo que hará que la recuerdes para siempre. Y puedes hacer grandes amigos en tus intercambios de casa. ¡La comunidad es alucinante!

¡Regístrate!